¿Por qué tener una política de fidelización del talento?

Porque tus empleados deciden un día renunciar. Porque eso afecta al ambiente dentro de tu empresa y a su reputación. Porque cuantos más se vayan, menos querrán venir. Porque enamorar al talento es tan importante como captarlo, necesitas desarrollar una política que sirva para que tus empleados se queden.

Es, en parte, responsabilidad de RRHH evitar que los empelados dejen la empresa.

Te damos las claves que te convencerán de que tener un política de fidelización de talento es una inversión que proporciona beneficios tangibles y evita pérdidas en el entorno laboral.

El coste de perder talento

Cuando un empleado se va, todos los implicados se quedan con mal sabor de boca: el equipo porque pierde a un miembro y quizá amigo, el propio empleado porque no ha conseguido hacerse valer en la empresa que deja y en RRHH nos entristecemos por la sensación de no haber cumplido con sus expectativas.

El coste de perder talento reside principalmente en el hueco que deja el trabajador cuando se va: durante un tiempo, obliga a que el equipo funcione de manera distinta a la óptima prevista; a replantearse los puestos de los que se quedan para darse cuenta de cuánto pueden o no hacer sin un miembro; a perder la estabilidad que se había logrado con su incorporación. Afecta a la confianza general en la empresa, al ambiente de trabajo, a la eficacia de los procesos.

Sabes que perder a un empleado no es una situación agradable, tanto si acababa de llegar como si era ya un trabajador veterano. Pero normalmente debes reponerte con rapidez para empezar con el ciclo de captación. Te recomendamos que no lo hagas sin aprender de la situación para corregir el error cometido y mejorar la relación con los que se quedan, reforzar los lazos. Si no lo haces, puedes perderlos también a ellos.

Mantén la objetividad: analiza los motivos que han llevado al empleado a dejar tu empresa y busca la manera de evitarlos de cara al futuro.

Los beneficios de fidelizar al talento

Conocer las preocupaciones de los empleados forma parte de tus obligaciones. ¿Mantienen la ilusión del primer día? ¿Cómo evolucionan dentro de su departamento? ¿Qué inquietudes de futuro tienen? Saberlo te ayuda a gestionar mejor las expectativas de los actuales candidatos tanto como de los futuros, a la vez que te permite elegirlos mejor porque sabrás cómo implicarlos y animarlos para que estén más a gusto en tu empresa.

La fidelización del talento tiene un impacto directo en varios aspectos del día a día de la empresa. En concreto, es beneficiosa porque aumenta:

  • El compromiso del trabajador con la empresa y su sentimiento de pertenencia a ella. Esto influye positivamente en la reputación corporativa porque el empleado comparte con sus contactos comentarios positivos sobre cómo le tratan internamente.
  • El rendimiento porque también lo hace su relación con el resto de compañeros, tanto de departamento como del resto de la empresa, al sentirse parte de un engranaje que funciona perfectamente en cuanto a recursos y resultados conseguidos con ellos.
  • La motivación con la que se enfrenta a las tareas asignadas porque se siente más integrado, mejor cuidado y valorado. Esta actitud se contagia entre los trabajadores y se consiguen equipos más cohesionados.

Los beneficios son subjetivos y objetivos porque, además de ser percibidos por los trabajadores, pueden medirse si te fijas en niveles de producción o satisfacción del cliente porque este también se percibe que los empleados trabajan mejor.

Comunícala: dar a conocer la política de fidelización de talento en la entrevista de trabajo es una buena práctica para aumentar el interés del candidato en la empresa.

Enamorar al talento, un objetivo posible

Desarrollar una política para enamorar al talento e implementarla lleva cierto tiempo, pero hemos visto que tiene beneficios para la empresa. El próximo día te contaremos qué medidas concretas puedes llevar a cabo para que tus empleados no quieran irse a ningún otro lugar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *